\ Las estadísticas demuestran que a mayor formación de los sanitarios más aumento del número de mujeres diagnosticadas por este motivo

\ Ya se ha formado a los equipos de seis centros de salud además de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria de s’Escorxador, Escola Graduada y Son Pisà

 

Atención Primaria de Mallorca tiene previsto formar a más de 1400 profesionales en la detección y atención de la violencia machista antes de finalizar 2019. Esta es una de las principales apuestas de la Gerencia, puesto que las estadísticas demuestran que cuanto más aumenta la formación a los profesionales que trabajan en los centros de salud más se incrementa el número de mujeres diagnosticadas por este motivo. De hecho, desde que la Dirección General de Salud Pública y Participación editó el Protocolo de actuación sanitaria ante la violencia machista en las Illes Balears y se inició la formación a las personas referentes de los centros de salud se ha conseguido hasta un 6 % de mujeres diagnosticadas por los profesionales de la atención primaria a finales de 2017. En definitiva, potenciar la formación es mejorar la atención que se presta a las mujeres que sufren o están en riesgo de sufrir violencia machista.

 

Atención Primaria de Mallorca ha hecho balance sobre las actuaciones que se están llevando a cabo para luchar contra esta lacra y conseguir un mundo más igualitario y justo. En la actualidad, ya se ha formado a los equipos de seis centros de salud (Felanitx, Santanyí, Campos, Llucmajor, sa Pobla y Esporles) además de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria de s’Escorxador, Escola Graduada y Son Pisà.

 

Esta formación se ha realizado a 217 profesionales mediante 10 talleres de 6 horas impartidos en horario laboral. Dichos sanitarios son de todos los ámbitos asistenciales: 32 de admisión, 12 matronas, 74 de medicina, 6 de pediatría, 81 de enfermera, 6 de auxiliar de enfermería, 4 de fisioterapia, 3 de odontología, además de 2 higienistas dentales, 1 trabajadora social, 1 mediadora cultural y 1 psiquiatra. Antes de que finalice 2018, Atención Primaria tiene previsto formar a los profesionales de cinco centros de salud más: Santa Maria, es Pont d’Inca, Pollença, Binissalem y Santa Ponça.

 

La violencia machista es un problema de alta prevalencia y graves consecuencias para la salud, de carácter repetitivo y con un alto coste sanitario y social. Con la formación se está facilitando a los profesionales herramientas para una mejora en el diagnóstico de casos con el objeto de evitar el retraso que constata la evidencia científica internacional y los numerosos estudios de investigación al respecto.

 

La Organización Mundial de la Salud manifestó que los profesionales de la salud atienden, a sabiendas o no, a millones de mujeres que sufren violencia. Por eso, recomienda desarrollar una respuesta global del sector salud sobre los efectos de la violencia machista. Los servicios sanitarios, principalmente a través del conjunto de profesionales de la salud de los equipos de atención primaria, se encuentran en una situación privilegiada para llevar a cabo la prevención, detección, atención y recuperación de mujeres en situación de violencia machista.

 

 

0
0
0
s2smodern

Agenda AP Mallorca

Junio 2019
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30