Cuidar la salud

Tus decisiones son importantes para tu salud

Pautas básicas generales para pacientes con alergias y asma durante el confinamiento por el estado de alarma por COVID-19

La población asmática debe extremar las precauciones, porqué es más susceptible de contraer una infección respiratoria.

 

La población alérgica no tiene mayor riesgo de contraer la COVID-19 que el resto de personas. 

 

Los niños alérgicos tienen el mismo riesgo de contraer la COVID-19 que los que no lo son. Recuerde que en los niños la COVID-19 puede ser asintomática o presentar síntomas leves, pero son vectores muy importantes; es decir, no tienen síntomas pero pueden transmitir la enfermedad.

 

Las patologías alérgicas que empiezan a aparecer estos días tienen una serie de efectos que se pueden confundir con los síntomas de la COVID-19.

 

Sin embargo, recuerde que los síntomas de la alergia primaveral:

  • Remiten con un tratamiento antihistamínico.
  • Remiten con el broncodilatador de rescate, en caso de asma (tos seca y dificultad para respirar).
  • Empeoran al aire libre (por ejemplo, en el balcón) y mejoran en espacios cerrados.
  • Generalmente no presentan fiebre.

 

Recomendaciones generales:

  • Siga los tratamientos prescritos por su profesional sanitario de referencia para la alergia y/o el asma.
  • Si se administra vacunas sublinguales para tratar la alergia, siga administrándoselas como lo hace habitualmente.
  • Si le administran vacunas inyectadas para tratar la alergia, siga las políticas establecidas por la administración sanitaria autonómica para asistir al centro de salud.
  • Si no se pueden administrar determinadas dosis de vacunas, consulte con su profesional sanitario de referencia la manera en que se va a reanudar el tratamiento.
  • Lávese las manos frecuentemente y evite tocarse la cara
  • Evite ventilar el domicilio entre las 12 y las 17 horas, porqué son las horas con mayor cantidad de pólenes en el aire.  

IBSALUT INFORMA