Reformas sanitarias en construción en la isla de Menorca - IB-SALUT | Servei de Salut de les Illes Balears

Reformas de obras más importantes

Servicio de Salud de las Islas Baleares

Reformas sanitarias en construción en la isla de Menorca

Complejo antiguo Hospital Verge del Toro

Las obras de consolidación y reforma del antiguo Hospital Verge del Toro (Maó) son un proyecto clave para recuperar este antiguo inmueble y volver a ponerlo al servicio de la sociedad menorquina para atender las necesidades asistenciales de los pacientes crónicos y de sus personas cuidadoras.

La empresa adjudicataria de la reforma, Proyecon, S. A., se encargará de la primera fase de rehabilitación de la fachada, de la cubierta y de la estructura, después de los trabajos previos de preparación que se están haciendo. Estas obras tienen un presupuesto de 2.078.640,85 € y se prevé que duren nueve meses.

 

El Hospital Verge del Toro tiene una superficie de 6.714 m2 y consta de una planta sótano, una planta baja y seis pisos. El proyecto de rehabilitación, redactado por el arquitecto Joan Enric Vilardell, responsable de la dirección facultativa y de la coordinación de seguridad, incluye las actuaciones siguientes:

 

  • Fachada y cubiertas: demolición y reconstrucción de las fachadas (4.807,50 m2), ya que se ha detectado riesgo de desprendimiento y de roturas puntuales en algunos revestimientos. La fachada principal mantendrà la estética actual, tan característica, de aplacado de piezas de piedra arenisca. En esta primera fase también se renovará toda la carpintería exterior de puertas y ventanas. Además, hace falta limpiar y reponer las tejas rotas o desplazadas de las cubiertas inclinadas y hacer una reconstrucción completa de las cubiertas planas.

 

  • Estructura del edificio principal: el estado de conservación de la estructura es bueno, en términos generales. No obstante, algunos elementos estructurales necesitan mejoras.

 

Una vez concluida esta primera fase de rehabilitación se emprenderán las reformas interiores previstas en el plan funcional de usos, en el cual se basará el Servicio de Salud para redactar las bases para licitar un concurso de ideas.