Noticias del Área de Salud de Menorca

Servicio de Salud de las Islas Baleares

Noticias del Área de Salud de Menorca

Últimas noticias

Servicio de Salud de las Islas Baleares

Área de Salud de Ibiza y Formentera

Área de Salud de Menorca

Twitter en directo

El equipo, formado por tres anestesistas y una enfermera, trabaja para ofrecer mejor calidad de vida a los pacientes con dolor crónico o asociado a una patología

La Unidad del Dolor del Hospital General Mateu Orfila atendió durante el año pasado 1.257 consultas externas, llevó a cabo 108 procedimientos en la consulta y 314 bloqueos en el quirófano. Este es el balance de la actividad del equipo formado por los doctores anestesistas Sabina Córdoba, Jordi Moya y Pablo Candás y la enfermera María José Hurtado, que dedican tres días a la semana a los pacientes que acuden al servicio y cuya labor consiste en ofrecerles un tratamiento que les proporcione mejor calidad de vida.

alt

La mayoría de los pacientes llegan a la Unidad del Dolor cuando no responden adecuadamente a los tratamientos prescritos en la atención primaria o en la atención especializada hospitalaria. El primer paso consiste en combinar el tratamiento farmacológico con un examen complementario para confirmar o concretar el diagnóstico y localizar el origen del dolor.

Las patologías más frecuentes son las de la columna dorsal y de la columna cervical, la osteoartrosis, la fibromialgia y las de los pacientes oncológicos. En contra de lo que se pueda pensar, su perfil es cada vez más el de una persona joven en edad productiva cuyo dolor le impide trabajar. “En la Unidad también tenemos en cuenta aspectos psicosociales y laborales para tratar el dolor desde una perspectiva integral”, explica la Dra. Córdoba. “Los pacientes padecen no solo un dolor físico sino también un dolor psicológico, que les afecta a ellos y a todo su entorno, lo cual genera un círculo vicioso de dolor, estrés emocional y más dolor. Hay que romper este círculo vicioso”.

Además de los tratamientos que se aplican en la consulta —como las infiltraciones articulares o los más novedosos parches de capsaicina—, en la Unidad del Dolor se hacen tratamientos intervencionistas en el quirófano. Son los denominados “bloqueos”, que requieren condiciones de esterilidad y la ayuda de un aparato de radioscopia para confirmar el lugar preciso que se quiere tratar. Consisten en administrar fármacos para bloquear las vías del dolor, y los hay de muchos tipos: nerviosos a nivel del neuroeje o periféricos, musculares, etc. Se trata de tratamientos muy personalizados, aseguran los especialistas, y la duración depende de cada caso: los más prolongados siempre están asociados a enfermedades crónicas coexistentes, mientras que ciertos pacientes pueden recibir el alta de la Unidad al cabo de unas pocas sesiones de bloqueo y de un seguimiento farmacológico.

Las operaciones quirúrgicas de la columna que desde finales de 2013 se están llevando a cabo en el Hospital General Mateu Orfila han permitido dar el alta de la Unidad del Dolor a varios pacientes, mientras que en otros casos la opción de la cirugía presenta grandes riesgos, por lo que se opta por un control continuado a cargo de la Unidad, según explica la Dra. Córdoba.

Treinta médicos del Área de Salud de Menorca participan desde esta mañana en un curso básico de radiología pediátrica organizado por el Servicio de Pediatría del Hospital General Mateu Orfila, en colaboración con el Hospital Universitario Son Espases. Esta sesión formativa, de 12 horas, tendrá lugar hoy y mañana en el salón de actos del Hospital.

La Dra. Eva Amador, radióloga pediátrica de Son Espases, es la encargada de  impartirla para abordar los aspectos más relevantes en la práctica diaria de la radiología pediátrica. El Dr. Jaume Feu, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico, también ha participado en la sesión.

alt

Durante la bienvenida a las personas asistentes, Manuel Yebra, gerente del Hospital, ha mostrado su apoyo a cuantas iniciativas de formación lleven a cabo los especialistas del Hospital y los profesionales del Área de Salud. El acto de apertura ha contado también con la presencia de la Dra. Eva Egea, directora médica, y del Dr. Gabriel Moreno, jefe del Servicio de Pediatría.

“Comer sano es divertido. La obesidad infantil, no” es el lema de la jornada de este año

Dietistas-nutricionistas de Menorca se han sumado hoy a la celebración del XIII Día Nacional de la Nutrición, que organiza la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética bajo el lema “Comer sano es divertido. La obesidad infantil, no”. Esta edición quiere resaltar las preocupantes cifras de obesidad infantil que se dan en España y la necesidad de facilitar la adquisición de hábitos alimentarios saludables en el medio escolar y en el ámbito familiar.

Dia Nacional de la Nutrición

Desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas de las Islas Baleares (CODNIB), con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPMA) Menorca, se han organizado distintos actos durante la jornada de hoy. Durante la mañana se han instalado mesas informativas en el Hospital General Mateu Orfila y en el Centro de Salud Canal Salat (Ciutadella), donde los dietistas-nutricionistas Josep Lluch, Cristina Capó, Catalina Bosch y Margarita Bonet han repartido folletos informativos y han atendido las dudas o consultas sobre alimentación, nutrición y dietética, especialmente enfocados a prevenir la obesidad infantil.

Por la tarde, a las 18.30 h la dietista-nutricionista Catalina Bosch pronunciará una conferencia en la sala de cultura de “Sa Nostra” (C/ s’Arraval, Maó) que versará sobre la obesidad infantil y las herramientas a nuestro alcance para tratar, contener y prevenir la obesidad. Está dirigida a todas las personas interesadas en conocer cómo hay que educar a los niños en hábitos alimentarios y de estilo de vida saludables.

Obesidad infantil

Según el Estudio de Prevalencia de la Obesidad Infantil en las Islas Baleares (EPOIB 2005), el 10 % de la población infanto-juvenil presenta sobrepeso, mientras que el 9 % padece obesidad. Sin embargo, la Encuesta Nacional de Salud 2011-2012 para la población infanto-juvenil (de 2 a 17 años) sitúa estas cifras en el 26 % en cuanto al sobrepeso y en el 9 % respecto a la obesidad. Es decir: el 35 % de los niños y jóvenes de las Islas Balears tienen exceso de peso, lo que supone 7 puntos por encima de la media estatal (18,6 % en sobrepeso y 9,6 % en obesidad). Centrándose en la franja de edad de 6 a 9 años, el 45 % de los niños de España tienen exceso de peso, aunque la cifra llega al 55 % en los hogares con ingresos bajos.

La oficina del Registro de Voluntades Anticipadas se ha trasladado a la Unidad Básica de Salud de Es Mercadal para atender a todos los ciudadanos que quieran formalizar su testamento vital. Esta oficina se había abierto en julio de 2010 en las dependencias del Hospital General Mateu Orfila.

Registro voluntades anticipadas

Se trata de una prestación del Servicio de Salud de las Islas Baleares que se ofrece a las personas mayores de edad y con capacidad plena para que puedan declarar unilateralmente el alcance de los cuidados que quieren recibir, los tratamientos de su salud o el destino de sus órganos cuando concurran circunstancias que no les permitan expresar su voluntad. El documento resultante, llamado “testamento vital”, es completamente confidencial y se puede modificar o rectificar en cualquier momento y cuantas veces se desee.

La oficina de Menorca abre los martes de 15.30 a 17.00, aunque las personas interesadas en suscribir el testamento vital deben pedir cita llamando al 971 48 73 00 de las 8.00 a las 21.00. La enfermera Josefa Juan Jurado es la encargada de atender a los usuarios y de informarles y asesorarles para formalizar el documento, que una vez firmado pasa a formar parte del Registro de Voluntades Anticipadas insular y autonómico para que esté a disposición de todos los profesionales médicos, de los hospitales y de los centros de salud que puedan tener en su mano el cumplimiento de los deseos del paciente.

El Hospital General Mateu Orfila cuenta desde principios de este año con la Unidad de Diagnóstico Rápido (UDR), dependiente del Servicio de Medicina Interna. Se trata de un nuevo recurso asistencial para el diagnóstico de pacientes que pueden padecer una enfermedad potencialmente grave y cuyo estado de salud y su entorno socio-familiar permiten hacer un estudio ambulatoriamente como alternativa al ingreso hospitalario.

Equipo UDR

El equipo de la UDR está formado por el Dr. César Pérez, la Dra. María Ángeles Polvorosa y la enfermera Cati Rodríguez, quienes compaginan su actividad habitual en el Hospital con la atención dos días a la semana de los pacientes de la UDR. Actualmente son los especialistas de los servicios de Urgencias y de Medicina Interna del Hospital quienes derivan a los pacientes bajo criterios médicos y dependiendo de la sospecha de determinados grupos de patologías potencialmente graves, cuyo estudio no se puede demorar.

En este sentido, la UDR cita a los pacientes para una primera visita en menos de una semana, y en un plazo medio de quince días completa las pruebas necesarias para el diagnóstico, todo ello sin necesidad de hospitalizarlos, de manera que se trata de una asistencia mucho más cómoda para los pacientes y sus familiares. Esta mejora es posible gracias a la colaboración de los Servicios Centrales y de todos los facultativos del Hospital.

En el primer trimestre del año, la UDR ha atendido a 38 pacientes y ha diagnosticado casos de infecciones crónicas, enfermedades sistémicas, síndromes cardíacos o neoplasias, entre otras patologías, pero también ha descartado patologías potencialmente graves.

El grado de satisfacción de los pacientes y de los facultativos es alto, puesto que la UDR evita ingresos innecesarios con la misma calidad asistencial y disponibilidad de medios que se ofrecen a los pacientes hospitalizados. Por su parte, el equipo de enfermería —además de la gestión administrativa— lleva a cabo una importante labor de apoyo emocional y acompañamiento a las personas que están pendientes de un diagnóstico que puede suponer un cambio importante en su vida, a fin de intentar disminuir la angustia que se genera durante los días de espera.

El equipo asistencial de la UDR tiene previsto completar el primer semestre del año antes de valorar los primeros resultados obtenidos, aunque se baraja la posibilidad de ampliar el servicio a otros servicios del Hospital y a los centros de atención primaria.

La Unidad de Oncología y Cuidados Paliativos del Hospital General Mateu Orfila ha organizado un curso-taller sobre comunicación y gestión emocional, titulado “Construyendo un equipo excelente” y dirigido a todo el personal. Se ha impartido en las dependencias del Casino Mahonés.

Curso-taller sobre comunicación y gestión emocional

Durante dos jornadas matinales, personal médico y de enfermería, auxiliares, psicólogos, trabajadores sociales y administrativos de esta Unidad participaron en las sesiones impartidas por Pilar Arranz, doctora en psicología del Servicio de Hematología del Hospital La Paz (Madrid), y Enric Benito, coordinador del Programa Balear de Cuidados Paliativos.

Para el Dr. Javier Lacueva, coordinador de la Unidad, la experiencia de este taller ha sido muy positiva: “El objetivo primordial era el acercamiento de los equipos de oncología y cuidados paliativos, mejorar la comunicación y trabajar con objetivos comunes. Con un profesorado excelente, revisamos la actividad y las posibilidades de coordinación, y alcanzamos compromisos y propuestas de mejora”.

“Nuestra actividad laboral es dura, llena de carga emocional. Atendemos enfermedades graves y afrontamos situaciones que nos hacen vulnerables, frágiles” —añade el coordinador. “Por ello necesitamos establecer circuitos asistenciales comunes, bien coordinados, para prestar un mejor servicio asistencial al paciente”.

Este curso-taller es una de las iniciativas formativas que están llevando a cabo distintos servicios. Según el gerente del Hospital, Manuel Yebra, “desde la Dirección del centro apoyamos y promocionamos todas las acciones de formación que puedan ser beneficiosas para los equipos profesionales del Área de Salud”.

IBSALUT INFORMA