Noticias del Área de Salud de Menorca

Servicio de Salud de las Islas Baleares

Noticias del Área de Salud de Menorca

Últimas noticias

Servicio de Salud de las Islas Baleares

Área de Salud de Ibiza y Formentera

Área de Salud de Menorca

Twitter en directo

El Área de Salud de Menorca ha sido seleccionada para formar parte de la segunda convocatoria del programa de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados (BPSO), puesto en marcha por la Asociación de Enfermería de Ontario, de Canadá (RNAO, por Registered Nurses’ Association of Ontario). Dicho programa se ha establecido en España en virtud de un convenio entre esta institución y la Unidad en Cuidados de Salud del Instituto de Salud Carlos III (Investén-ISCIII).

 


Entre un total de cincuenta y tres candidaturas presentadas, el Área de Salud de Menorca ha sido elegida junto con otras nueve instituciones sanitarias de todo el estado para implantar el programa de guías de buenas prácticas en enfermería de la RNAO en un período máximo de tres años. Durante este tiempo, los centros reciben formación y monitorización y son evaluados de manera continuada para garantizar que cumplen los objetivos antes de recibir la acreditación como centro BSPO.

La iniciativa ha sido presentada esta mañana a los profesionales de enfermería en un acto que ha tenido lugar en el salón de actos del Hospital General Mateu Orfilla, en el que han intervenido el gerente, Manuel Yebra; la directora de enfermería, Bárbara Duque, y las coordinadora del proyecto, Sandra Pons y Gemma Martínez.


El proyecto del Área de Salud de Menorca prevé el compromiso de la Gerencia, de la Dirección de Enfermería y de los profesionales del Hospital General Mateu Orfila y de los centros de atención primaria para adaptar y poner en práctica tres guías de enfermería: una referida a los cuidados y el trato de la ostomía, una segunda relativa a la valoración y la selección de dispositivos de acceso vascular y la tercera acerca de la disminución de las complicaciones del pie en las personas con diabetes.

Estos tres protocolos de intervención han sido elegidos según las patologías que se tratan en el conjunto de los centros del Área de Salud de Menorca, la novedad en su implementación y el atractivo que representa para el personal de enfermería introducir nuevos métodos de trabajo que redundarán en beneficio de una mejor atención asistencial hacia los pacientes.

El centro de salud que iniciará el programa es Es Banyer (Alaior) y la Unidad Básica de Es Mercadal mientras que, del Hospital General Mateu Orfila participarán las unidades de Cirugía, Traumatología, Medicina Interna, Medicina Intensiva y Bloque Quirúrgico.

El programa de implantación de las guías de buenas prácticas en enfermería de la RNAO comenzó en 1999 y se amplió en 2003 para incluir las guías de entornos laborales saludables. Esta iniciativa se ha adoptado en otros países, como Australia, Estados Unidos y Chile, y en España se han impulsado dos convocatorias desde el año 2010.

 

imagen

 

El Servicio de Salud de las Islas Baleares ha decidido reforzar el Servicio de Rehabilitación y Fisioterapia del Centro de Salud de Ferreries dada la creciente demanda de pacientes que requieren esta prestación desde que se abrieron las consultas, en agosto de 2013. En consecuencia, a partir del 7 de abril el horario de las sesiones se ampliará de dos a cinco días: lunes, miércoles y viernes de 8.45 a 13.15 y martes y jueves de 8.00 a 15.30.

imagen

El coordinador del centro, Dr. Aparicio, el alcalde de Ferreries, Manuel Monerris, y el gerente del Área de Salud de Menorca, Manuel Yebra.

El gerente del Área de Salud de Menorca, Manuel Yebra, ha adoptado esta decisión como respuesta a una petición planteada por el alcalde de Ferreries, Manuel Monerris, para evitar que ningún paciente tenga que desplazarse al Centro de Salut Canal Salat (Ciutadella) para recibir esta asistencia y una vez constatada la lista de espera actual de este servicio en la localidad. Ambos han visitado esta mañana el Centro de Salud y se han reunido con su coordinador, el Dr. José Antonio Aparicio, a fin de ultimar algunos detalles para ampliar los horarios de la consulta de rehabilitación y fisioterapia. Tanto el alcalde como el coordinador del centro han agradecido que desde el Área de Salud se haya atendido la petición de ampliación del servicio, ya que supondrá mejorar la calidad asistencial que se presta a los vecinos de Ferreries.

Por su parte, Manuel Yebra ha explicado que la ampliación del horario será posible gracias al refuerzo que hizo el Área de Salud de Menorca a principios de año incorporando nuevos profesionales al Servicio de Rehabilitación y Fisioterapia: concretamente se han sumado un facultativo y tres  fisioterapeutas a los equipos del Hospital General Mateu Orfila y de Stención Primaria.

Un balance de casi 4.800 sesiones
La consulta de rehabilitación y fisioterapia de Ferreries empezó a prestar servicio en agosto de 2013, después de que se habilitase una sala en la planta segunda a modo de pequeño gimnasio dotado con los aparatos básicos para las sesiones y de que se instalase una camilla hidráulica en una de las consultas de enfermería. Desde entonces, hasta finales de febrero se han hecho 4.773 sesiones de fisioterapia.

Margarita Pons es la nueva enfermera responsable de enlace para los pacientes del Área de Salud de Menorca desplazados al Hospital Universitario Son Espases después de la jubilación de Ignacia Carreras este mes de noviembre.

Margarita Pons
Margarita Pons es la nueva enfermera de enlace con los pacientes menorquines de Son Espases

Nacida en Alaior y vecina de Maó desde pequeña, Margarita Pons consiguió una plaza de enfermera en el Hospital Universitario Son Dureta nada más finalizados sus estudios de enfermería. Desde hace treinta años trabaja en Palma, primero en la planta de Ginecología y Oncología Ginecológica de Son Dureta y después en la de Oncología de Son Espases.

A partir de ahora desarrollará los trabajos de apoyo y acompañamiento de los enfermos menorquines y de sus familiares que tengan que acudir al hospital de referencia para consultas, pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas; esta figura de enfermera de enlace se creó en 2002 y desde entonces la ha ocupado Ignacia Carreras.

El Centro de Salud Canal Salat (Ciutadella) amplía su cartera de servicios con unas nuevas instalaciones de hemodiálisis para atender a los pacientes de enfermedades renales de la zona de Ponent de la isla. El gerente del Área de Salud de Menorca, Manuel Yebra; el coordinador de Atención Primaria, el Dr. Oleo; el alcalde de Ciutadella, Ramon Sampol, y la presidenta de ALCER Menorca, Coloma Marquès, han visitado esta mañana las nuevas dependencias del servicio, que se han habilitado en la planta baja del centro.

Las nuevas instalaciones representan una mejora importante en cuanto al servicio que hasta ahora se prestaba en la Clínica Salus. Se trata de un espacio más amplio, cómodo y luminoso, que consta de un mostrador de recepción y control; una sala de diálisis con ocho monitores activos —cuatro camas y cuatro butacas— y otros dos monitores en reserva; un vestuario con taquillas y un lavabo adaptado para los usuarios; una sala para el material y para el personal de enfermería; un despacho para la consulta de nefrología; un lavabo y el vestuario para el personal, y un espacio destinado a los residuos. Destaca sobre todo la nueva planta de tratamiento de agua, situada en un espacio anexo, que dispone de un doble sistema de osmosis inversa, que garantiza un agua ultrapura, de gran calidad, que permite ofrecer las máximas garantías en cuanto a la seguridad de los pacientes en tratamiento sustitutivo renal.

alt

Representantes del Área de Salud, el alcalde de Ciutadella y la presidenta de ALCER, durante la presentación de las instalaciones.


La nueva unidad de diálisis del CS Canal Salat ocupa el espacio de la antigua sala de reuniones y de dos consultas, que se han trasladado a la primera planta, donde se han habilitado cuatro consultas, un despacho para la trabajadora social y nuevos lavabos para los usuarios.

Las instalaciones funcionan como una unidad satélite, de manera que dependen del Servicio de Diálisis del Hospital General Mateu Orfila, aunque cuenta con un equipo de personal propio. Además de dos enfermeras y una auxiliar de enfermería, con el traslado del servicio al Centro de Salud Canal Salat se incorpora un nefrólogo al equipo, que estará presente en todos los turnos de diálisis de mañana y tarde que se harán los lunes, miércoles y viernes, con lo que mejorará el servicio que reciben los catorce pacientes que actualmente requieren dicha terapia renal, que necesitan unas dos mil sesiones al año.

La presencia del nefrólogo en la unidad de diálisis del CS Canal Salat también permitirá, a corto plazo, incrementar las consultas de nefrología para los pacientes de Ciutadella. En concreto, se prevé que se puedan abrir consultas un día por semana; hay que tener en cuenta que actualmente los especialistas del Mateu Orfila se desplazan a Canal Salat dos veces al mes. Esta mejora asistencial permitirá agilizar las citas y reducir listas de espera de esta especialidad en el municipio.

El Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital General Mateu Orfila se ha sumado al V Día de la Adherencia e Información de Medicamentos, que se celebró el sábado 15 de noviembre, por iniciativa de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), con el apoyo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Carteles informativos de la campaña en la Unidad de Pacientes Externos del Hospital General Mateu Orfila.
Carteles informativos de la campaña en la Unidad de Pacientes Externos del Hospital General Mateu Orfila.

Bajo el lema “Tu medicación. Tu salud. Tu vida”, la jornada de sensibilización recuerda a la población la importancia de cumplir el tratamiento prescrito y de informarse sobre los medicamentos que se deben tomar.

Las enfermeras de la Unidad de Pacientes Externos
Las enfermeras de la Unidad de Pacientes Externos, María Isabel Farfán y Carmen Astol, informando a una paciente sobre la importancia de tomar correctamente los medicamentos.

Durante toda la mañana, el personal del Hospital de Día y de la Unidad de Pacientes Externos del Hospital General Mateu Orfila repartió dípticos informativos con consejos sobre la toma de medicamentos e hizo encuestas a los pacientes para conocer la adherencia a sus tratamientos. En este sentido, la SEHF advierte de que los olvidos y el abandono son los motivos más frecuentes de la falta de cumplimiento de los tratamientos, una práctica que conlleva importantes riesgos para la salud de los pacientes; por el contrario, mejorar la adherencia supone incrementar la efectividad de los tratamientos. Por ello insiste en que la educación es la clave para abordar el problema y evitar las consecuencias —tanto de salud como económicas— derivadas de un fracaso terapéutico.

Desde el mes de enero, el Centro de Salud Dalt Sant Joan (Maó) acoge un programa piloto para la derivación directa de pacientes desde la atención primaria a la Unidad de Diagnóstico Rápido (UDR) del Hospital General Mateu Orfila. Se trata de un paso más tras la experiencia de un año desde la creación del nuevo servicio, dedicado al estudio diagnóstico ambulatorio de pacientes seleccionados con sospecha de padecer alguna enfermedad potencialmente grave.

Inicialmente, se ofrecieron las prestaciones de la UDR a pacientes atendidos en los servicios de Urgencias y de Medicina Interna del Hospital General Mateu Orfila que cumplían los criterios establecidos para ser atendidos ambulatoriamente en su proceso de estudio diagnóstico. En esta segunda fase se ha ampliado a los médicos de familia del Centro de Salud Dalt Sant Joan, para lo cual se ha diseñado un circuito informático y de atención a los pacientes. Después de analizar los resultados de este programa piloto en la atención primaria, se tomará en consideración ampliar la oferta progresivamente a otros centros del Área de Salud de Menorca.

alt

La coordinadora del CS Dalt Sant Joan, la Dra.Taltavull, junto con los dos médicos especialistas de la UDR: el Dr. Pérez y la Dra. Polvorosa.


La UDR está compuesta por dos médicos especialistas en medicina interna, el Dr. César Pérez y la Dra. Marian Polvorosa, además de la enfermera Catalina Rodríguez, quienes trabajan en colaboración con el resto de servicios del Hospital, especialmente con el de Radiología y el de Digestivo, para llevar a cabo las exploraciones complementarias.

En el primer año de experiencia de este recurso asistencial ha atendido a 110 pacientes, con una media de edad de 57 años, la mitad de los cuales procedía del Servicios de Urgencias. La primera visita de los pacientes de la UDR se ha hecho en menos de seis días desde la solicitud de consulta, y en dos semanas había concluido el estudio diagnóstico, con una media de menos de dos visitas por paciente.

Al 20 % de los usuarios de la UDR se les ha diagnosticado algún tipo de tumor —mayor¬mente neoplasias pulmonares y digestivas—, aunque el diagnóstico más frecuente ha correspondido a enfermedades digestivas benignas. También han sido atendidos pacientes con patologías cardiovasculares, enfermedades sistémicas o infecciones. Por otro lado, un tercio de los pacientes no ha necesitado seguimiento en el Hospital.

Los profesionales que trabajan en la UDR se muestran muy satisfechos con los resultados obtenidos en este primer año, puesto que han alcanzado los objetivos previstos y han constatado que el grado de satisfacción de los pacientes y de sus familiares es alto, gracias a la agilidad en la asistencia y la comodidad que representa la atención y hacer las pruebas diagnósticas de manera ambulatoria, sin necesidad de hospitalización. No obstante, se han editado hojas informativas para los pacientes remitidos a la UDR con el objetivo de mejorar la atención que se les presta a lo largo de todo el circuito asistencial. Además, este año se hará una encuesta de satisfacción entre los usuarios.

El Dr. Mercadal, del Hospital General Mateu Orfila, ha participado en este estudio de ámbito balear

El trabajo sobre el uso de medicamentos biológicos utilizados para tratar la psoriasis moderada y grave en pacientes de las Islas Baleares ha sido premiado entre los mejores de los presentados en el Congreso Europeo de Farmacoeconomía ISPOR, que ha tenido lugar en Ámsterdam del 10 al 12 de noviembre. Se trata de un estudio en el que ha participado el Dr. Gabriel Mercadal, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital General Mateu Orfila, en colaboración con los hospitales Son Espases, Inca, Manacor y Son Llàtzer.

Congreso Europeo Farmacoeconomía ISPOR
el Dr. Gabriel Mercadal, a la izquierda de la imagen, junto al Dr. Joaquín Serrano, del Hospital Son Llàtzer; el Dr. Ventayol, del Hospital Universitario Son Espases, y una representante del Comité Organizador del Congreso Europeo de Farmaeconomía ISPOR.

Durante tres años, los servicios de farmacia hospitalaria de los centros del Servicio de Salud han estudiado a los 112 pacientes de las Islas Baleares (12 de ellos de Menorca) que sufren psoriasis moderada o grave a fin de evaluar el coste, la eficacia y la persistencia de tres tipos de tratamientos: se trata de fármacos biológicos con una eficacia muy alta, entre el 60 % y el 70 %, con un coste que supera los diez mil euros anuales por paciente. El objetivo del trabajo consistía en determinar el tratamiento óptimo teniendo en cuenta la relación entre el coste y la persistencia, “un aspecto fundamental para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, dado el alto impacto presupuestario de estos medicamentos”, asegura el Dr. Mercadal.

Actualmente, la prevalencia de la psoriasis se sitúa en torno al 4 % de la población mundial, un 30 % de la cual padecerá artritis. Hasta hace apenas una década, los únicos tratamientos consistían en tomar medicamentos, aplicarse cremas con cortisona y recibir sesiones de fototerapia, que solo se hacían en el hospital de referencia (Son Espases). Con los nuevos medicamentos biológicos, este tipo de pacientes tienen acceso a unos tratamientos que, en muchos casos, a partir del segundo o del tercer mes permiten prácticamente anular los efectos de una patología muy estigmatizada, que muy a menudo genera discriminación social.

IBSALUT INFORMA