Son muchas las acciones y las inversiones que se llevaron a cabo en el año 2008, no sólo en nuevas instalaciones sino también en nuevas técnicas asistenciales, en intercambios de conocimientos con profesionales de otros lugares y en la formación permanente de los que ofrecen la asistencia a la población de las Islas Baleares.