ib-salut: Código de buenas prácticas La protección de los derechos fundamentales e inherentes de toda persona —entre los cuales la protección al honor y el derecho a la intimidad personal y familiar, que recoge la Constitución española— es uno de los compromisos del Servicio de Salud de las Islas Baleares. En su ámbito de actuación, la garantía de este derecho pasa ineludiblemente por mantener la confidencialidad de los datos relativos a la salud de los pacientes y por aplicar correctamente la Ley orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal; la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, y la Ley 5/2003, de 4 de abril, de salud de las Islas Baleares, entre otras normas.

En su apuesta constante por mejorar la calidad en la prestación de los servicios a los pacientes y garantizar sus derechos, el Servicio de Salud dedica importantes esfuerzos humanos y económicos a concienciar y sensibilizar a su personal en materia de protección de datos. En este sentido, como parte de su política de seguridad el Servicio de Salud ha llevado a cabo diversas actuaciones específicas relacionadas con la normativa vigente, que se han materializado, por ejemplo, en la puesta en marcha de la Oficina de Seguridad de la Información y en el desarrollo del Código de buenas prácticas en el uso de los sistemas de información y el tratamiento de los datos de carácter personal del Servicio de Salud.

La Oficina de Seguridad de la Información es el punto de contacto ante cualquier necesidad o actuación relativa a la seguridad de la información. Facilita la prevención, la detección, la gestión y la resolución de aspectos relacionados con la protección de datos, con las tecnologías de la seguridad y con el marco jurídico sanitario, lo cual le permite disponer —en su ámbito de actuación— de un marco de acción clave para la gestión eficiente de la seguridad de la información.

El Código de buenas prácticas, aprobado en forma de circular por el director general del Servicio de Salud, tiene el objetivo de garantizar y proteger la privacidad de la información —especialmente los datos de carácter personal— contra el acceso, el uso y la divulgación no autorizados, y la pérdida, la alteración, la destrucción o el robo de esa información. Este Código establece cómo deben aplicarse correctamente las medidas de seguridad específicas para proteger los recursos informáticos que se usan en el tratamiento de los datos de carácter personal. Además, conciencia a los usuarios de los sistemas de información del Servicio de Salud y les proporciona las directrices básicas de seguridad necesarias cuyo cumplimiento se considera imprescindible para todos los profesionales a fin de garantizar los niveles mínimos de seguridad y protección de los datos de todos los usuarios del Servicio de Salud.

Los profesionales del Servicio de Salud pueden acceder al Código de buenas prácticas haciendo clic en el siguiente enlace

Los profesionales también tienen a su disposición una recopilación de las preguntas más frecuentes sobre el código de buenas prácticas a través del siguiente enlace.