El Servicio de Salud sigue trabajando con el Colegio de Farmacéuticos para evitar que los pensionistas adelanten el excedente por los medicamentos

El director general del Servicio de Salud, Juli Fuster, y el director general de Planificación, Evaluación y Farmacia, Benito Prósper, se han reunido con el presidente del COFIB, Antoni Real, y con otros miembros de la Comisión de Seguimiento

El Servicio de Salud de las Islas Baleares sigue trabajando con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de las Islas Baleares (COFIB) para evitar que los pensionistas tengan que pagar la diferencia entre el límite establecido y el precio real de los medicamentos, que está regulado por el Real decreto ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y la seguridad de sus prestaciones.

Reunión Colegio de Farmaceuticos - Servicio de salud

Esta normativa establece que el importe de las aportaciones que sobrepasen la cantidad fijada debe ser reintegrado por las comunidades autónomas con una periodicidad máxima de seis meses. Actualmente, los pensionistas pagan 8 € por los medicamentos, y cuando se ven obligados a pagar más el Servicio de Salud les retorna la diferencia al cabo de unos meses. Lo que se pretende con las reuniones de trabajo entre el Servicio de Salud y el COFIB es que los pensionistas no tengan que adelantar esa diferencia.

Tanto el director general del Servicio de Salud como el presidente del COFIB han manifestado que hay voluntad de llegar a un acuerdo entre ambas partes y que las dificultades que aún existen son solo de carácter técnico, ya que se trata básicamente de problemas informáticos. De hecho, varios grupos de técnicos trabajan para coordinar los programas informáticos que ambas entidades usan, lo cual es uno de los obstáculos principales. Paralelamente, las partes estudian el convenio suscrito en 2003 con el objetivo de modernizarlo y actualizarlo.

Por parte de la Administración han asistido a la reunión el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; el director de Asistencia Sanitaria, Nacho García; el director general de Planificación, Evaluación y Farmacia, Benito Prósper, y la jefa del Servicio de Farmacia, Maria Zaforteza; y por parte del COFIB, su presidente, Antoni Real, acompañado por el secretario, Joan Vicens.

El Servicio de Salud reduce en 11,89 y 15,3 días el tiempo que esperan los pacientes para ser operados y para ser atendidos por el especialista

Ha descendido en un 22 % el número de personas que esperan más de seis meses para una intervención quirúrgica y en un 10 % las que esperan más de dos meses para una consulta

En cuanto a las pruebas radiológicas, los pacientes esperaron una media de 48,79 días, muy por debajo de los 74,71 días del año anterior

Los hospitales públicos del Servicio de Salud han reducido en 11,89 y en 15,3 días el tiempo que esperan los pacientes para una intervención quirúrgica y para una consulta con el especialista, respectivamente. Así, en fecha de 31 de marzo de 2016 se ha registrado un descenso de un 11 % en la media del tiempo de demora de los pacientes que están pendientes de una operación, y de un 17 % de las personas que esperan para ser atendidas por el especialista. Además, ha descendido en un 22 % el número de pacientes que esperan más de seis meses para una intervención quirúrgica y en un 10 % el número de pacientes que esperan más de dos meses para una consulta.

Foto nota informativa listas de espera abril 2016

Gráfico lista espera quirúrgica abril 2016

En fecha de 31 de marzo de 2016, 13.845 pacientes estaban pendientes de una intervención quirúrgica. Respecto al año anterior, la demora media ha pasado de 107,5 a 95,61 días. En el caso de los pacientes que esperan más de seis meses para una operación, el número ha descendido en un 22 %, ya que ha pasado de 2.375 a 1.831.

Tabla 1. Número de pacientes pendientes de una intervención quirúrgica, por hospitales.

Centros hospitalarios

Número de pacientes

Hospital Universitario Son Espases

4.503

Hospital Son Llàtzer

3.415

Hospital de Manacor

1.527

Hospital Comarcal de Inca

1.146

Hospital General Mateu Orfila

1.356

Hospital Can Misses

1.204

Hospital de Formentera

8

Hospital Sant Joan de Déu

313

Hospital de Cruz Roja

137

Policlínica Miramar

236

Total

13.845

Por otra parte, en el 96,3 % de los casos (13.343) en que los pacientes esperaban para una operación se trataba de una patología de prioridad normal o baja. El 3 % restante (502) esperaba por una patología de prioridad preferente. En los casos de las intervenciones oncológicas de prioridad 1 (carcinoma de próstata, carcinoma de vejiga, cáncer gástrico, cáncer de colon, etc.) la detección, el diagnóstico y el tratamiento se completan en una media de 22,42 días.

Gráfico lista de espera prioridades abril 2016

En cuanto a las consultas con el especialista, en fecha de 31 de marzo de 2016 había 57.491 pacientes pendientes de una cita. El tiempo de demora ha descendido en un 17,4 % (15,3 días), ya que ha pasado de una media de 87,8 días en 2015 a 72,5 días en 2016. Además, desciende en un 10 % el número de pacientes que esperaban más de dos meses para una consulta, ya que ha pasado de los 23.828 de marzo de 2015 a los 21.390 de marzo de 2016.

Gráfico listas de espera consulta abril 2016

Tabla 2. Número de pacientes que esperan especialista, por hospitales.

Centros hospitalarios

Número de pacientes

Hospital Universitario Son Espases

11.891

Hospital Son Llàtzer

16.817

Hospital de Manacor

11.475

Hospital Comarcal de Inca

7.248

Hospital General Mateu Orfila

3.748

Hospital Can Misses

5.114

Hospital de Formentera

261

Hospital Sant Joan de Déu

599

Hospital de Cruz Roja

335

Policlínica Miramar

3

Total

57.491

Del número total de consultas, 11.396 correspondían a la especialidad de oftalmología, 10.741 a la de traumatología y cirugía ortopédica, 5.370 a la del aparato digestivo, 5.654 a la de dermatología y 4.821 a la de otorrinolarin­gología.

Tabla 3. Número de pacientes que esperan una prueba radiológica, por hospitales.

Centros hospitalarios

2016

Hospital Universitario Son Espases

6.577

Hospital Son Llàtzer

13.959

Hospital de Manacor

2.724

Hospital Comarcal de Inca

7.263

Hospital General Mateu Orfila

5.033

Hospital Can Misses

7.722

Hospital de Formentera

2

Hospitales concertados

404

Totales

43.684

En cuanto a las pruebas radiológicas, en fecha de 31 de marzo había 43.684 pacientes en la lista de espera. Además, los pacientes esperaron una media de 48,79 días, muy por debajo de los 74,71 días del año anterior. Ello supone una reducción de la espera de un 34,6 %.

El Servicio de Salud abre diez camas para atender enfermos crónicos en la residencia Llar de Felanitx

La nueva Unidad de Convalecencia dispondrá de ellas para los pacientes del Sector Sanitario de Llevant y prestará atención sociosanitaria al Hospital de Manacor

 

El Servicio de Salud de las Islas Baleares ofrecerá atención sociosanitaria a un total de diez pacientes del Sector Sanitario de Llevant que serán derivados desde el Hospital de Manacor a la nueva Unidad de Convalecencia, inaugurada en la residencia Llar de Felanitx.

imagen

La consejera de Salud, Patricia Gómez, ha visitado la Unidad acompañada por el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; la consejera de Bienestar y Derechos Sociales y presidenta del IMAS, Margalida Puigserver; el vicepresidente del IMAS, Javier de Juan, y la gerente del Hospital de Manacor, Catalina Vadell.

Este nuevo servicio para los pacientes sociosanitarios de Llevant responde a una necesidad de recursos asistenciales de dicha comarca de Mallorca, que hasta ahora no disponía de ningún recurso para este tipo de pacientes. Supone un paso hacia la equidad y la accesibilidad asistencial de la comarca, que tiene el grado más alto de envejecimiento de las Islas Baleares.

La Unidad inaugurada tiene capacidad para diez camas, que serán ocupadas por pacientes mayores de 65 años derivados desde el Hospital de Manacor y también por los mayores de 55 años que tengan alguna discapacidad reconocida o que requieran convalecencia pero que no necesiten hacerse pruebas analíticas ni diagnósticas complejas.

El equipo asistencial en el Hospital de Manacor será multidisciplinario y estará formado por un médico, un enfermero, un auxiliar de enfermería, un fisioterapeuta y un trabajador social. Asimismo, Llar de Felanitx ha reforzado su equipo con un médico en régimen de media jornada, cinco enfermeros, cinco auxiliares de enfermería y un celador.

Actualmente, dentro de la red asistencial de atención sociosanitaria el Servicio de Salud dispone, en Mallorca, del Hospital Joan March i del Hospital General, además del Hospital de Cruz Roja y del Hospital Sant Joan de Déu por medio de convenios singulares, y también de la residencia sociosanitaria Santa Rita en Menorca y del hospital residencia Cas Serres en Ibiza.

 

 

El Hospital Son Llàtzer presenta el estudio clínico con el proyecto Play for Health (P4H) aplicado por primera vez a pacientes
en las primeras fases de la enfermedad de Parkinson

Se trata de un programa de rehabilitación a domicilio basado en la utilización
de videojuegos y métodos de interacción para mejorar déficits físicos y cognitivos

El estudio pretende demostrar que la aplicación de P4H en las primeras fases de la enfermedad facilita la rehabilitación, favorece la adherencia
al tratamiento y mejora la calidad de vida de estos pacientes

El Hospital Son Llàtzer ha presentado hoy el estudio clínico con el proyecto Play for Health (P4H), que se aplica a pacientes en las primeras fases de la enfermedad de Parkinson. Se trata de un proyecto de telerrehabilitación a domicilio basado en la utilización de videojuegos y métodos de interacción para mejorar déficits físicos y cognitivos. Esta plataforma tecnológica proporciona los servicios necesarios para aplicar tratamientos de telerrehabilitación con la combinación de la terapia con los elementos lúdicos de los videojuegos, lo que mejora la eficacia del tratamiento y la calidad de vida de los pacientes.

imagen

Al acto de presentación han asistido el vicepresidente del Gobierno, Biel Barceló; la consejera de Salud, Patricia Gómez; el director general del Servicio de Salud, Juli Fuster; la directora general de Acreditación, Docencia e Investigación en Salud, Margalida Frontera; el director general de Investigación e Innovación, Pep Lluís Pons, y el director general de la Fundación Bit, Pere Fuster, que han sido recibidos por el gerente del Hospital Son Llàtzer, Francisco Marí.

Para aplicar el proyecto PH4a los pacientes que están en una fase precoz de la enfermedad de Parkinson, en primer lugar se los prepara en el propio centro hospitalario para que se familiaricen con el funcionamiento de la plataforma. El paciente debe usar un código de usuario desde su casa para identificarse y hacer posible que el Hospital pueda hacerle un seguimiento adecuado, con lo que mejora la eficacia del tratamiento. Los especialistas programan una serie de ejercicios individualizados —vinculados a los videojuegos— que se irán modificando y adaptando dependiendo de la evolución del paciente.

Dentro de la oferta de videojuegos que puede utilizar el paciente los hay para trabajar la capacidad de reacción, la memoria a corto y a medio plazo, la atención, las habilidades visoespaciales para representar, analizar y manipular un objeto mentalmente, el equilibrio o la movilidad general, entre otros.

Las ventajas principales del proyecto P4H son el ahorro de desplazamientos innecesarios a los pacientes, la adaptación y la evolución de los tratamientos a sus características, la mejora de la adhesión y de la aceptación al tratamiento y también de su calidad de vida. Además, se incrementa el protagonismo de los pacientes en sus procesos de rehabilitación y el aprovechamiento de los recursos sanitarios.

La aplicación del proyecto P4H a este tipo de pacientes ha sido desarrollada por un equipo liderado por la jefa del Servicio de Rehabilitación de Son Llàtzer, Maria Àngels Farreny; la jefa del Servicio de Neurología, Ana Espino, y el responsable del proyecto en la Fundación Bit, Xisco Tous. El resto del equipo está formado por la médica Carmen Buen; la coordinadora de Fisioterapia, Petra Vidal, y los terapeutas ocupacionales Begoña Llano, Jacobo Picardo y Eva Ponce.

Actualmente el proyecto P4H se financia con el presupuesto de la Dirección General de Innovación e Investigación del Gobierno de las Islas Baleares; sin embargo, en los anteriores años ha recibido apoyo económico del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio por medio del Plan Avanza, y también del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea.

La eficiencia de la telerrehabilitación en el sistema sanitario

El proyectoP4H es fruto de diez años de experiencia y colaboración entre el Servicio de Rehabilitación de Son Llàtzer y la Fundación Bit en el área especializada en la aplicación a la salud de las tecnologías de la información y la comunicación.

Durante 2014 y 2015, 203 pacientes aprovecharon la tecnología de P4H en los diferentes hospitales de Mallorca, con un total acumulado de 2.489 sesiones, 206 de las cuales se hicieron desde el domicilio de los pacientes. Durante 2015, la plataforma se extendió a todos los hospitales de Mallorca y a partir del mes de abril del año pasado los primeros pacientes empezaron a utilizarla desde su casa. También se está implantando en residencias de ancianos.

Hay que recordar que desde 2008 el Gobierno trabaja en este tipo de tecnología, que permite reutilizarla para otras enfermedades que impliquen un servicio de telemonitorización u otras modalidades de rehabilitación, como la cardiaca. Así pues, aparte de aplicarla a los casos de enfermedad de Parkinson, durante todos estos años también se ha utilizado P4H con pacientes de ictus y de esclerosis múltiple, para la rehabilitación de personas mayores y con personas con alguna discapacidad. Incluso puede extenderse la utilización a otros ámbitos, como la educación.