Las rotaciones externas son rotaciones por centros o dispositivos docentes no previstos en el programa de formación ni en la acreditación otorgada a la Unidad Docente. Son consideradas como un instrumento de formación que hay que utilizar de manera excepcional, tan solo cuando sea necesario completar algún aspecto del programa que no se pueda ofrecer desde la UDMAFyC o cuando esta rotación permita la mejora del residente de atención familiar y comunitaria.

Durante los tres primeros meses del segundo año de residencia de EIR y del tercer año de residencia de MIR, el tutor del residente puede solicitar que este haga una rotación de hasta un mes de duración (como máximo en dos dispositivos) en los hospitales adscritos a la UDMAFyC, en los centros de salud de Mallorca, en otros dispositivos docentes o bien rotaciones externas.

Las condiciones para solicitar este periodoe son las siguientes:

  • El residente tiene que haber cumplido el 80% del programa teórico obligatorio durante la residencia y todas las evaluaciones de las rotaciones deben ser positivas.
  • La rotación debe proponerla siempre el tutor del residente del centro de salud, quien debe cumplimentar la solicitud de rotació explicando los objetivos. Una vez firmada por el tutor, debe entregarse a la UDMAFyC, que la presentará a la Comisión de Docencia para que dé su conformidad.

Una vez completada la rotación, el residente tiene la obligación de presentar a la Comisión de Docencia una memoria que describa la formación recibida y también la evaluación del tutor y del residente.

La rotación debe ser útil para la formación del residente y necesaria según el programa, y no debe ser posible hacerla dentro del programa de la especialidad en la UDMAFyC:

  • Debe llevarse a cabo en centros u hospitales con acreditación docente y/o que sean de prestigio.
  • Debe servir para ampliar técnicas o conocimientos no aplicados en el centro de origen.
  • Para que la Consejería de Salud la autorice, es necesario haber cumplido el programa teórico del plan transversal común.
  • Si en cualquier momento del periodo formativo se detecta una deficiencia (por parte de su tutor, por inasistencia a cursos, por evaluaciones suspendidas, etc.) la Comisión de Docencia podría denegar la rotación externa pendiente aunque ya la haya aprobado.

El residente que haga una rotación externa tiene los derechos siguientes:

  • Percibir los ingresos correspondientes a su nómina.
  • Percibir los ingresos correspondientes a las guardias o la atención continuada que lleve a cabo en el centro.
  • Si un residente tiene programada una rotación externa, debe cumplir el número mínimo de horas de guardia que deban hacerse ese año; por tanto, debe hacer una guardia extra al mes durante los meses precedentes o posteriores a la rotación. Ello no debe suponer en ningún caso que se supere el número máximo de horas de guardia permitido en cómputo semestral (según la Nota interna del Servicio de Salud de 18/10/2012).