Los primeros esfuerzos para mejorar la atención primaria de salud, desde la iniciativa pública, hay que situarlos en Palma el 3 de diciembre 1976. En esta época se firmó un acuerdo entre el Ministerio de Trabajo, siendo secretario general Victorino Angera Sansó, y el Ayuntamiento de Palma (siendo alcalde Paulino Buchens Adrover), para la "instalación de consultorios en las barriadas de Palma".

Desde el organismo preautonómico del Consejo General Interinsular primero y desde la Consejería de Sanidad del Gobierno Balear después, se inició la "red sanitaria", cuyo objetivo era la creación de unidades sanitarias locales que poco a poco irían sustituyendo los locales particulares y los modestos consultorios municipales de los pueblos de Mallorca.

En el año 1979, tras las primeras elecciones municipales democráticas, se produce un hecho fundamental para el futuro desarrollo de la atención primaria en nuestra isla: la ratificación del acuerdo de colaboración entre INSALUD y el Ayuntamiento de Palma, firmado por el director provincial, Pere Ventayol Aguiló, y por el alcalde, Ramon Aguiló Munar.

Así pues, la concejalía del Ayuntamiento de Palma presidida por Ginés Quiñonero se convirtió en impulsora de un plan para la creación y desarrollo de la Red Asistencial en Palma de Mallorca. Este plan se plasmaría en el diseño y construcción, por parte de la Ayuntamiento, de los primeros centros de salud de Palma, que, inspirados en la filosofía de la atención primaria de salud, se inauguraron el año 1985.  

 

Inauguración del CS Camp Redó. En primer término: Ernest Lluch, Ramon Aguiló, Ginés Quiñonero y Pere Ventayol. Año 1985. 


Precursores del nuevo modelo

En 1981, gracias a la decidida voluntad de profesionales como Josep M. Bonet y Miquel Roca, entre otros, se creó, en el Consultorio de la Vileta la primera Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de la isla, que constituyó un primer embrión de centro de salud. Y se mantuvo hasta la apertura del Centro de Salud Camp Redó (1985). A pesar de la precariedad de medios, fue lugar de formación de algunos de los actuales profesionales de la atención primaria.

Edificio del consultorio de La Vileta.

  

Un segundo hecho digno de remarcar es la existencia en 1982, en el viejo consultorio de Son Gotleu, de un núcleo de profesionales (Antoni Torrandell, Micaela Llull, Joana Ripoll, Antonia Mir...) que, a pesar del déficit de estructuras físicas y tecnología sanitaria, comenzaron a formar el futuro Equipo de Atención Primaria de Son Gotleu.

El período 1982-1985, siendo director provincial Adolfo Marquès (1982-87), con un grupo impulsor del nuevo modelo de atención primario constituido por Abelardo Corrales, Alfredo García, Raimon Brines, Juan Pedro y Pilar Urdániz, entre otros, se caracterizó por el desarrollo del proyecto de planificación de centros de salud para la ciudad de Palma, conforme a las nuevas orientaciones en materia de atención primaria, marcadas en el año 1984 por el Real decreto sobre estructuras básicas de salud.

Así pues, en este período se inauguraron en marzo de 1985 los tres primeros centros de salud de Mallorca (Camp Redó, Son Gotleu y Rafal Nou). El primero de estos centros, absorbió la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de La Vileta.  

Primer equipo de atención primaria del Centro de Salud Camp Redó. 


Consolidación en Palma

Durante el trienio 1986-1988, se procedió a la puesta en marcha de los centros de salud de Coll d'en Rabassa, Emili Darder, Son Ferriol, Escola Graduada, Son Cladera y Son Serra. Los dos primeros fueron construidos por el Ayuntamiento y el resto por el INSALUD en terrenos o locales cedidos por el Ayuntamiento. En esta época eran responsables Pedro Soler, de la Dirección de la Sectorial de Ambulatorios de Mallorca; Mercedes Vacas, de la Jefatura de Enfermeras, y Francisco de Asís Jové y Joan Llobera, del Departamento de Ordenación Sanitaria de la Dirección Provincial del INSALUD.

Inauguración del CS Coll d'en Rabassa. En primer término, el ministro Ernest Lluch. Año 1986.

 

Con este importante impulso Palma se situó, con un 53 % de población atendida en centros de salud, como la capital de provincia del estado con mayor proporción de población atendida por el nuevo modelo.

En este período se incorpora a la Dirección Provincial Francisco Sevilla (1987-1989), y dependiendo de la Sectorial de Ambulatorios, dirigida por Arturo Fuster, se creó la Dirección de Centros de Atención Primaria (1988).

En 1986, se aprobó la Ley general de sanidad, que contribuyó a definir el marco de desarrollo de la reforma de la atención primaria y atribuyó a las comunidades autónomas la potestad de ordenación territorial de los servicios sanitarios. En este sentido, el Decreto de 1987 sobre ordenación sanitaria de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares definió 34 zonas básicas de salud para Mallorca (17 en Palma y el resto en la zona rural, posteriormente aumentadas a 37). Así, se fijó el mapa sanitario con los límites y las unidades asistenciales que debía disponer cada zona.

 

Los pueblos se incorporan a la reforma 

La firma del Convenio en materia de atención primaria entre el Ministerio de Sanidad y Consumo y la Consejería de Sanidad del Gobierno Balear, el 5 de octubre de 1989, permite relanzar el desarrollo de centros de atención primaria, especialmente en la zona rural. 

Así, en febrero de 1991 se ponen en marcha en Palma los centros de salut de Santa Catalina y Arquitecte Bennàzar. Y este mismo año se produjo la inauguración del primer centro de salud en zona rural, Tramuntana (Esporles), seguido por la apertura de los centros Es Pla (Sineu), Llevant (Son Servera) y Felanitx. 

A nivel directivo, el hecho más destacado es la creación de la Gerencia de Atención Primaria (1989) y el nombramiento de Manuel del Castillo para ocupar el cargo de gerente. Ferran Moll asume la Dirección Provincial del INSALUD desde 1990 hasta 1993, en que se incorpora a la misma Manuel del Castillo, ocupando el cargo de gerente de Atención Primaria Josep M. Pomar. 

Durante el bienio 92-93, se produjo una expansión progresiva de centros de salud en los pueblos de Mallorca, que seguía siendo la zona más desfavorecida: Marines (Muro) y Muntanya (Marratxí) en 1992, Serra Nord (Sóller) y Andratx en 1993. 

En 1994 prosiguió el desarrollo de la red de centros de salud rurales con la incorporación de los de Llucmajor, Campos, Artà y Calvià con reformas y la creación de unidades básicas en muchas localidades. 

En este año se llevó a cabo la transformación del antiguo consultorio de Pere Garau, en Palma, en centro de salud. 

Por último, en fechas más recientes se han puesto en marcha los centros de salud S'Escorxador, Inca, Sa Pobla y Valldargent. Quedan sólo seis zonas por reformar en los pueblos: Alcúdia, Pollença, Santanyí, Manacor, Vilafranca y Binissalem, y tres zonas en Palma: Son Pisà, Casa del Mar (Ponent) y S'Arenal. 

Inauguración del CS Inca, en 1995. De izquierda a derecha: Ginés Martínez, Manuel del Castillo, Gerard Garcia, Jaume Armengol y Joan Seguí. 

 

Texto extraído de 10 anys de centres de salut a Mallorca: 1985-1995. Palma: Gerència d'Atenció Primària, DL 1995.

 

Agenda AP Mallorca

Febrero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28